En los últimos años se ha experimentado un claro aumento del intrusismo laboral en el sector de la seguridad privada. A causa de ello, muchos puestos de trabajo se han perdido o se han visto afectados.

Numerosas empresas se decantan por personal no cualificado para desarrollar este tipo de tareas, a pesar de las constantes normativas que establece el gobierno y de las consecuencias que contratar a personal no cualificado puede comportar, ya sean desde cuantiosas multas hasta el cierre del negocio.

La seguridad ciudadana es algo de vital importancia, especialmente en la actualidad en nuestro país. No podemos pasar por alto la elevada alerta terrorista, que marca claramente cómo deberíamos actuar y qué medidas deberíamos tomar.

Por eso desde Bull recordamos la importancia de contar con personal cualificadoformado y experto en el ámbito de la seguridad privada, para que pueda actuar correctamente ante cualquier posible situación y evitar así cualquier problema o altercado.

Os mencionamos algunos de los muchos beneficios de contar con seguridad privada profesional:

  • Garantía de seguridad y calidad: la más importante de todas, un vigilante de seguridad profesional te garantiza unos estándares de calidad que alguien no cualificado no podrá ofrecerte.
  • Medios tecnológicos: contar con una empresa de seguridad privada profesional facilita el acceso a las últimas novedades, especialmente en tecnología.
  • Vigilancia en todo momento: hay que estar siempre preparado para actuar. Los vigilantes de seguridad profesionales saben cómo actuar ante situaciones inesperadas en las que se requieran sus servicios, ya que además de hacer formaciones y superar exámenes en la Policía Nacional, están en constante formación especializada en el sector en el que trabajan.

En términos de seguridad, ¡nunca es demasiado! Ya que has visto las ventajas que tiene contratar seguridad privada profesional; contacta con nosotros sin compromiso e infórmate de nuestros servicios.